microcogeneracion

Micro-Cogeneración

¿QUE ES LA MICRO-COGENERACIÓN?

La micro-cogeneración es un eficaz sistema de ahorro y eficiencia energética que se rentabiliza con facilidad en edificios e industrias con un elevado consumo de agua caliente: hoteles, residencias, centros de salud, centros deportivos, grupos o edificios de viviendas con sistemas térmicos centralizados, etc. La electricidad producida puede emplearse In Situ o exportarse a la red y su valor cubre la mayor parte de los costes de explotación.

Se considera micro-cogeneración a las plantas de cogeneración de potencia inferior a 50 Kw. y cogeneración a pequeña escala las de potencia inferior a 1 MW.

Cualquier edificio, centro productivo, instalación deportiva u hostelera que tenga una demanda razonable de energía térmica (calor y/o frío) es susceptible de albergar una de estas plantas y de compatibilizarse con su sistema actual.

Es posible su implantación en centros aislados de la red eléctrica de distribución, siempre y cuando haya un aprovechamiento térmico (albergues, casas rurales,etc).

VENTAJAS DE LA MICRO-COGENERACIÓN

La tecnología por la que apostamos, desde ENSOLNOR, es la basada en micro turbinas de gas, por los siguientes motivos:

  • Elevada fiabilidad y flexibilidad y eficacia en la producción de calor (y/o frío) y electricidad.
  • Reducido mantenimiento, equipo autónomo con funcionamiento desatendido.
  • Espacio mínimo para su implantación.
  • Bajo impacto medioambiental.
  • Consumo de agua mínimo, al no utilizar torres de refrigeración.
  • Tecnología muy probada, con más de 45 años de experiencia.
  • Pueden utilizar una mayor variedad de combustibles.
  • Optimización del uso de la energía primaria y produciendo un ahorro en pérdidas por transporte y transformación.
  • Reducción de la contaminación ambiental
  • Mejoran la fiabilidad del suministro eléctrico en la zona.
  • Las instalaciones pueden operar como grupos de emergencia en hoteles y hospitales.

¿EN QUÉ CONSISTE LA REALIZACIÓN DE UN ESTUDIO DE VIABILIDAD?

El punto de partida para iniciar los trabajos de un estudio de viabilidad se establece precisando el conocimiento, lo más detallado y exhaustivo posible, de las instalaciones a auditar y los consumos energéticos.

Disponiendo de la instrumentación adecuada, y con el apoyo de la propiedad, se desarrolla el método de trabajo, el cual se compone de las siguientes fases:

  • Pre-análisis de las instalaciones existentes.
  • Recopilación de información general y documentación necesaria.
  • Realización del inventario de los centros de consumo de energía y obtención de las medidas energéticas, eléctricas, etc…
  • Análisis de la información obtenida.
  • Diseño de medidas correctoras y redacción de propuestas o recomendaciones de mejora de la eficiencia energética.
  •  Evaluación técnica, económica y financiera de las propuestas.